MI EXPERIENCIA

Mi nombre es Claudia Niemtzoff. Bienvenido a mi portal profesional.

Con una experiencia de más de 20 años he trabajado en la Républica Democrática del Congo, en Estados Unidos y en Argentina.  

Te invito a ver mi currículum para más detalles.

Luego de desarrollar una sólida experiencia en países tan diferentes, he aprendido el significado de vivir y trabajar como expatriada. A partir de esta experiencia sugiero dos dimensionas para entender la vida de un “expatriado”: 

  • La primera dimensión es la que incluye a todos los seres humanos. Cada uno de nosotros tiene preguntas existenciales, ansiedades, y preocupaciones. Todos nos relacionamos con el mundo a nivel, social, romántico, familiar, laboral, financiero, etc.

  • La segunda dimensión, es ser parte del mundo “expat”. Entonces se agregan nuevas preguntas, nuevos desafíos, como mudanzas permanentes, encuentros y desencuentros con los vínculos más cercanos, experiencias extremas, intensas, a veces excitantes y a veces traumáticas.

Esta segunda dimensión, crea una nueva lente, a través de la cual resignificamos nuestra historia personal previa, pero también nos cuestiona nuestro ser en el mundo.

 

Podría decir que mi recorrido como terapeuta tuvo su propia lógica llevándome a desarrollarme como una terapeuta experta para expatriados, con los siguientes puntos de inflexión:

 

  1. Kinshasa, DRC:

Práctica privada: Cuando la mayoría de mis pacientes de mi oficina de Washington, propusieron “seguirme” a Kinshasa vía Skype, decidí establecer mi oficina online. Al mismo tiempo abrí mi oficina en persona en Kinshasa. Una vez allí también abri mi consultorio y comencé a atender pacientes de Naciones Unidas, Save the Children, USAID, diplomáticos de distintas embajadas (Estados Unidos, Suecia, Alemania) y distintas ONGs,

Nuevos conceptos llegaron junto con ellos: Hijos de la tercer cultura, criar hijos en el exterior, choques de culturas, el choque de volver a tu cultura original, adopción internacional, parejas interculturales e interraciales, divorcio en el exterior, evacuación súbita, etc.

A su vez, esos pacientes se han mudado a nuevos puestos en Port-au Prince, Kabul, Berlín, Tel Aviv, Republica Central Africana, Istanbul entre otros. Así, mi oficina por Skype y mi consultorio en persona comenzaron a interactuar de manera tal que puedo ver a mis pacientes de una u otra manera en distintas partes del mundo.

2.     Washington, DC. Estados Unidos:

Center for Multicultural Human Services: Trabajar en esta organización me expuso a todo tipo de culturas y diferentes tipos de trauma, como abuso sexual, violencia doméstica, sobrevivientes de tortura y el impacto emocional de vivir indocumentado. También me expuso a trabajar en mi segunda lengua, el inglés y poder superar la barrera idiomática, materia clave para el trabajo terapéutico.

 

Práctica Privada:  Mi  condición de bilingüe, me expuso a trabajar con pacientes que trabajan para diferentes organismos internacionales como IMF, Banco Mundial, IDB, IFC y múltiples embajadas.

 

OpenMinds LLC: La creación de OpenMinds, fue una iniciativa personal para continuar con mi trabajo comunitario en paralelo a mi práctica privada. OpenMinds me permitió meterme en el mundo de la violencia doméstica, el abuso sexual y el atravesamiento de estos traumas con la maternidad. La maternidad como un punto de inflexión y reflexión de los vínculos primarios y también como una oportunidad de reparación de los mismos.

Esto me abrió al área psico-educacional con múltiples presentaciones, clases para padres, etc.

3.    Buenos Aires, Argentina:

Centro de Salud Mental No 3 “Florentino Ameghino- 5 años en el equipo de Emergencia de un Centro de Salud Mental, donde desarrolle los habilidades en el diagnostico e intervención rápida y efectiva del paciente en situación de emergencia.